curriculum

2004- Instalación en Valencia.
1999/ 2004 Trabaja para Roger Lanne, Luthier  de la  Opera de Paris.
1998 Trabaja para Alexandre Snitkowski .
1997/98 Prácticas de seis meses en Madrid en el taller deLaurent López Morales
1997 Obtención de los dos diplomas oficiales de lutheria, BT y CAP.
1995/97 Aprendiz de Roland Terrier

Autobiografia:

Soy originario de Mirecourt. Cuando tenía siete años Roland Terrier y Jean Philippe Cognier establecieron su primer taller en la planta baja de la casa de mis padres. Desde entonces, ningún taller pudo dejarme indiferente ...
Es asi que descubrí la lutheria. Un año más tarde comencé a estudiar el violonchelo. Al mismo tiempo que empezó mi madre, Hélène.
Todo un mundo se abría ante mí. Mirecourt tiene una tradición de cuatro siglos de lutheria. Es un universo impresionante, sorprendente, donde milles de destinos se encuentran entorno a un solo objeto, herramienta del Arte, voz del músico, el Violín.
Hubo una época en que Mirecourt contaba 600 luthiers en su seno. Asi es que cada famila de este pueblito, esta unida a la lutheria.



Es normal que el mundo de la lutheria llame la atención de cualquiera de nosotros. Desde siempre un violín es la unión de la artesania y de la música. Si el músico está al servicio del público, el luthier de la misma manera se pondrá siempre al servicio del músico.

Cuando tenia veinte años comencé entonces una formación muy tradicional. No existia ninguna duda de que la lutheria es una especialidad, a la cual uno se debe de dedicar plenamente.
Roland me enseño principalmente la construcción. Construi bajo su dirección una veintena de violines, dos violas y dos violonchelos.

Una bonita anécdota:


A pesar de no restaurar todavia casi ningun instrumento, un dia llego en mis manos un violín a través de uno de mis tios:
El violín era un 3/4 para niños. Databa aparentemente principios del siglo XX.
Para restauralo tuve que abrir un violín por primera vez.
Descubrí que dentro estaba una firma, pero también una dedicatoria extendida por las dos caras interiores. ¡Estaba firmado por mi abuelo paterno, que nunca conocí, y estaba dedicado a su hermana pequeña!
Tambien estaba firmado y dedicado por el amigo de mi abuelo, Amati Mangenot, luthier que se instaló en Burdeos.
Al volver a casa le enseñé en seguida a mi padre este pequeño trozo de historia. Leyó lo que a pesar de estar muerto le estaba contando su padre Albert.
" Mi primer violín hecho bajo la vigilancia de mi amigo Amati Mangenot. Mirecourt 19 de octubre de 1920."
y "Dedicado a Doña Yvonne Schneider..." Amati Mangenot.
Cuando conoci a la "hermana pequeña" de mi abuelo, Yvonne ya era una abuelita de mas de ochenta años, pero se acordaba de este violín, y siguió el cuento:
Albert el abuelo, era tendero de fruta y con once años ya era como muchos chavales de esta epoca , "cabeza de familia".
La primera Guerra Mundial dejaba entonces a muchas familias sin padre.
Albert tenía que ocuparse de la tienda y de la familia.
Su hermano menor Gaston, iba a entrar en aprendizaje de lutheria y le queria dar una lección sobre la prepotencia.
Queria que supiera que cualquiera podia hacer un violín, incluso un tendero de fruta.
Gaston fue luthier toda su vida, no lo conocí tampoco, fue de los pocos que resistió y siguió siendo luthier en Mirecourt, en el peor momento de su declive (a finales de los sesenta).
¡El recuerdo que ha dejado me asegura que era un buen hombre y que nunca fue un prepotente!

En 1997 Al cabo de dos años y medio como aprendiz, me presenté exitosamente a los dos examenes que corroborran el aprendisaje.

   Roland Terrier.
La tradición es muy simple, el luthier Paul Kaul lo explica en un libro de 1927:
(traducción)"Largos años de formación en los talleres de Mirecourt, largos años de aplicación y perfeccionamiento en los talleres de Paris, o grandes ciudades son las condiciones primeras que debe cumplir el verdadero luthier"
(*Paul Kaul La querelle des anciens et des modernes, 1927, página 39).
Convencido e ilusionado por entrar en el mundo de la restauración de los violines antiguos, fui a Madrid a hacer mis primers prácticas en el taller de Laurent Lopez Morales. Descubrí Madrid, el Prado, y mi historia de amor con España empezaba seguramente.
Cuando en 1998 fui a Lyon es para descubrir una escuela distinguida y muy particular de la restauración iniciada por el gran luthier Jean Frederic Schmitt..
Tuve entonces el privilegio de trabajar para Alexandre Snitkovski que fue mas de diez años, su asistente.
Un año mas tarde, se me ofrece la posibilidad de trabajar para Roger Lanne, luthier de la Opera de Paris.
Me quedé cuatro años en el taller del ex-asistente de Etienne Vatelot.


En 2004 me decido a instalarme en España, en asociación con Matthieu Legros. Después de 5 años se rompe esta asociacion y abro mi propio taller siempre en el mismo barrio Velluters, en Valencia.
­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­